Comparte con tus amigos

Ficha Descriptiva

El Beagle raza de perros pequeños perteneciente al grupo deportivo Hound. 

Aunque muchas variaciones de esta raza han existido a lo largo de la historia, la raza moderna surgió en Inglaterra a principios del siglo XIX. 

El Beagle perro es una opción popular para los dueños de mascotas debido a su tamaño y su temperamento tranquilo, y es útil para los cazadores debido a su agudo sentido del olfato.

Con una estructura sólida, el Beagle se asemeja a un Foxhound. 

Los cazadores pueden seguir al perro a pie, y la bahía sintonizada del Beagle ayuda a los cazadores a localizar al perro desde la distancia. 

Debido a su tamaño moderado, este puede incluso ser llevado al sitio de caza, donde luego puede escabullirse en la densa maleza para buscar el objetivo. 

El perro recibe protección contra la espesa maleza de su pelaje grueso y cerrado. 

Y ser un perro amigable lo convierte en un gran cazador de manadas, que se mezcla bien con otros perros.

La altura de los machos es de 36 a 41 centímetros y las hembras es de 33 a 38 centímetros.

Mientras que su peso en los machos puede variar entre los 10 y 11 kilos y 9 y 10 kilos en las hembras. Su esperanza de vida esta entre los 12 y los 15 años.

Personalidad y temperamento

Los beagle son gentiles, dulces y divertidos. 

Te harán reír, pero es cuando no te hacen llorar debido a su comportamiento a menudo travieso. 

Estos perros pasan mucho tiempo tratando de superar a sus perros, y a menudo deben recurrir a recompensas de comida para atraer al Beagle a un estado de obediencia temporal.

Como todos los perros, este necesita una socialización temprana (exposición a muchas personas, imágenes, sonidos y experiencias diferentes) cuando son jóvenes. 

La socialización ayuda a asegurar que tu Beagle cachorro crezca para ser un perro completo.

Conocido por estar entre las razas de perros más amigables, el Beagle fue desarrollado para ser un cazador de manadas. 

Las mejores cualidades en el Beagle son su afición por explorar al aire libre y su entusiasmo por los senderos. 

Esta raza independiente ladra, aúlla y, a veces, corre por un sendero por sí sola. 

Debido a que también es un perro increíblemente tolerante, tranquilo y juguetón aventurero, el Beagle bebe también es una mascota perfecta para familias con niños.

Uno de los sabuesos más amables, el Beagle fue criado originalmente para formar parte de una manada y necesita compañía, ya sea humana o canina. 

A este perro le encanta explorar al aire libre y es un trailer entusiasta. 

Dado el ejercicio adecuado, el Beagle es una mascota doméstica tranquila y manejable. 

Los beagle tienden a ser excelentes con los niños, gentiles, increíblemente tolerantes y siempre listos para unirse a un juego o aventura. 

Sin embargo, esta es una raza independiente y puede escaparse si un sendero hace señas. Los beagle raza de las que ladran y aúllan.

Beagle raza de perros pequeños

Cuidados del Beagle

Los beagle tienen capas cortas y resistentes al agua con una tasa de desprendimiento moderada a alta. 

El aseo básico de rutina es todo lo que generalmente es necesario para que los beagle se vean lo mejor posible. 

Afortunadamente, su abrigo no recoge muchos escombros, por lo que no necesitará baños frecuentes ni limpiar lo que su perro rastrea en la casa.

Asegúrese de mantener limpias las orejas flexibles para evitar infecciones del oído. 

Además, recuerde cortar las uñas del perro regularmente para evitar el crecimiento excesivo, que puede afectar la marcha. 

También es bueno cepillar los dientes de su perro al menos un par de veces por semana para mantener una buena salud bucal.

Aunque a veces pueden actuar perezosamente en la superficie, los beagle tienen mucha energía y necesitan ejercicio regular para usarlo. 

De lo contrario, el perro puede liberar esa naturaleza traviesa en su interior. 

Pasee a su perro  una o dos veces al día y dele muchas oportunidades para correr y jugar. 

Como sabuesos, disfrutan olisqueando todo a lo largo de sus paseos, lo que ejercitará la mente de su perro y su cuerpo. 

Sin embargo, necesitará un buen control y entrenamiento de la correa, por lo que puede controlar a su perro si obtiene un olor que quiere rastrear. 

Otros cuidados

Debido a que los beagle se llevan bien con otros perros, correr libremente en un parque para perros debidamente cerrado puede ser divertido para los dos.

Se prefiere un patio con una cerca física a uno con una cerca electrónica, ya que un beagle puede no detenerse una vez que capta el aroma de una presa interesante. 

Asegúrese de que su perro tenga un collar de identificación o microchip: los beagle pueden ser artistas de escape, cavar debajo de las cercas y encontrar otras formas de escapar.

Estos sabuesos intrépidos son adecuados tanto para la caza como para la compañía, pero el entrenamiento de obediencia adecuado es una necesidad absoluta. 

Sin ella, los beagle dog pueden volverse rebeldes y desafiantes debido a su naturaleza de carácter fuerte. 

Son notoriamente difíciles de entrenar y mandar, y debes hacer que sea divertido e interesante que tu perro preste atención a tus deseos.

Los Beagle pueden ser maravillosos compañeros y excelentes perros de familia cuando se entrenan y socializan adecuadamente. 

Después de haber sido criados para estar en manadas, se llevan bien con otros perros y a la mayoría les va bien con los gatos, especialmente si se crían juntos. 

Son excelentes con los niños siempre que el niño tenga la edad suficiente para tratar a un perro con respeto y tolerar la alta energía que puede mostrar el beagle

También tenga en cuenta que estos perros se consideran bochornosos, por lo que pueden tocar el brazo de un niño para jugar, lo que puede ser aterrador.

Toma en cuenta sus ladridos. 

Se detendrán cuando detecten un olor interesante, pero también pueden convertirse en ladrones de problemas debido al aburrimiento o la ansiedad por la separación. 

Los beagle necesitan compañía humana o la compañía de otras mascotas durante todo el día.

Paseos y rutinas

El Beagle es un perro social que se adapta particularmente bien a la compañía de humanos y otros perros por igual. 

También necesita pasar el mismo tiempo en el patio que en la casa. 

El ejercicio regular, como un jugueteo en el parque o en un amplio patio, junto con caminatas regulares con correa son excelentes actividades al aire libre para el Beagle

Esta raza puede soportar climas templados y vivir al aire libre la mayoría de las estaciones, siempre que tenga ropa de cama y un refugio cerrado y cálido. 

Con su pelaje corto y ajustado, el Beagle no requiere una preparación extensa. 

Un cepillado ocasional para alentar la renovación del cabello y minimizar la acumulación de cabello en la casa es todo lo que se necesita para que su perro se vea saludable y vibrante.

Alimentación del Beagle

Cantidad diaria recomendada: 3/4 a 1,5 tazas de comida seca de alta calidad al día, dividida en dos comidas.

Los beagle adultos son ladrones de comida. Estos perros atacarán su despensa y basura diariamente si tienen la oportunidad, y están dispuestos a comer hasta que exploten. 

Mantenga la suya en buena forma midiendo su comida y dándole de comer dos veces al día en lugar de dejarla afuera todo el tiempo. 

Si no está seguro de si tiene sobrepeso, hágale la prueba de la vista y la prueba práctica.

A estos perros les encanta comer y son conocidos por detectar, asaltar y comer todo lo que pueden. 

Debe proporcionar dos comidas al día de hasta 3/4 de taza de comida seca para perros por comida. 

La cantidad variará según el tamaño del perro, la edad, el nivel de actividad y otros factores. 

Mantenga la comida para perros y su comida humana bien protegidas contra este ladrón. 

Debido a su apetito omnívoro, tendrá que controlar el peso de su perro y tomar medidas cuando vea que tiene sobrepeso. 

Discuta las necesidades de su perro con su veterinario para obtener recomendaciones sobre la comida adecuada, consejos de dietas en perros, el horario de alimentación y la cantidad.

Salud del Beagle raza de perros pequeños

Si bien esta raza es generalmente saludable en general, algunas dolencias específicas que se sabe que afectan a la raza son la luxación rotuliana, el glaucoma, la epilepsia, la atrofia progresiva central de la retina, el hipotiroidismo, la disquiasis, la condrodisplasia, el ojo de cereza y la queratoconjuntivitis seca. 

La sordera, la catarata, la hemofilia A, la demodicosis y la hernia umbilical son otros problemas de salud que afectan a la raza.

Mientras que algunas dolencias importantes incluyen la deficiencia primaria de carnitina y la enfermedad del disco intervertebral. 

Algunos exámenes utilizados para identificar estas afecciones incluyen pruebas de cadera, tiroides y ojos.

Historia y antecedentes

Se cree que la palabra “beagle” proviene de ciertas viejas palabras francesas que significan una garganta abierta, una posible conexión con la bahía musical del perro. 

También se especula que el nombre del perro podría haberse derivado de antiguas palabras francesas, celtas o inglesas que significan pequeño. 

Los perros tipo Beagle probablemente se usaron para el deporte popular de la caza de liebres en Inglaterra durante la década de 1300, pero el término “beagle” no se usó hasta 1475.

Los cazadores seguían al perro a pie y, a veces, incluso llevaban uno en el bolsillo. 

Había varios tamaños de Beagle en el siglo XIX, pero los Beagle de bolsillo y los Beagle enanos eran los más populares. 

Estos perros pequeños medían solo unos 23 centímetros y necesitaban la ayuda del cazador mientras cruzaban campos irregulares. 

Debido a que los Beagle más pequeños eran más lentos y fáciles de seguir a pie, apelaron especialmente a las mujeres, los ancianos,

La primera mención del Beagle en los Estados Unidos ocurrió en los registros de la ciudad de Ipswich, Massachusetts, en 1642.

Antes de la Guerra Civil Americana, las personas en el sur usaban beagle americano, pero estos perros no se parecían a los Beagle ingleses. 

Sin embargo, cuando terminó la guerra, los Beagle ingleses fueron importados para cruzarse y desarrollar el Beagle americano moderno que conocemos hoy. 

La última parte del siglo XIX vio la aparición de Beagle como competidores populares en el campo y en exposiciones. 

Poco después, este pequeño perro de caza con el aullido melódico se convirtió en una de las mascotas familiares más preferidas en los EE. UU.